lunes, 23 de enero de 2012

¿Qué hacer ante un niño que está con una convulsión?

- Mantener la calma, acostarlo boca arriba o de costado si vomita, No dejarlo solo.
- Mirar el reloj (al inicio y al final) para contar los minutos de su duración.

- Observar que le sucede, como se comporta, serán datos muy útiles para brindárselos al médico.
- No sujetarlo, no impida que se mueva, a no ser para protegerlo de golpes o caídas (alejar mesas, sillas, objetos contundentes). Aflojarle la ropa. No introducir ningún objeto ni los dedos en la boca

- La convulsión cede sola. No es necesario sacudirlo ni golpearlo ni echarle agua fría ni hacerle aspirar alcohol. No es necesario reanimarlo. Recuperará la respiración y el color sin ayuda.
- No le administre por su cuenta medicamentos, ni agua, ni sal durante la convulsión o inmediatamente después
- Trasladarlo al centro asistencial más próximo con cuidado, respetando el tránsito. La convulsión no mata, un accidente de tráfico sí
- No es necesario mantenerlo despierto cuando la convulsión cesa.

Sociedad Argentina de Pediatría

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores